prohiben un mundo feliz en escuelas de seattle (tomado de facebook 27/12/10)

cuando lei este libro y vi la fecha de publicacion me impresione mucho por su narrativa y su cruel vision del futuro donde no somos mas que masas pero al parecer a alguien no le gusto mucho la obra cumbre de aldous huxley

La historia es así: aparentemente, en las preparatorias de Estados Unidos, tienen Un mundo feliz como lectura obligatoria. Pero en Seattle, una chica y su madre, ambas nativas, se ofendieron. ¿De qué, me dirán, si conocen el argumento de la novela? Según la madre de la estudiante, la novela:

“Posee lenguaje ofensivo y desinforma sobre la cultura nativo americana. Además de los errores culturales y de los estereotipos, el libro carece de valor literario que sea relevante a una sociedad contemporanea multicultural”.

Hay dos puntos aquí. Primero, el hecho de que se hayan sentido ofendidas. A ver, lo curioso es que la visión que se ofrece en la novela de la cultura indígena americana no es para nada negativa: todos los términos discriminatorios son hechos por miembros de la cultura enferma y reprimida del futuro descrito por Huxley, persona de hecho muy afín a la cultura nativa y algunas de sus costumbres. Es más, se puede inferir de la novela la visión de los nativos como personas mucho más sanas que los miembros de esa cultura caracterizada por el consumo de soma (que no tiene mucho que envidiar al consumo actual de algunas píldoras recetadas por psiquiatras como si fuesen caramelos).

Cuando hace no muchos días nos planteamos si era correcto o no que Amazon dejase a la venta un manual de pedofilia, que se quite de las escuelas una excelente novela porque dos personas la malinterpretaron es preocupante. La escuela emitió el siguiente comunicado, en respuesta al pedido, tras quitarlo de la lista de lectura obligatoria y recomendar que no se lea:

La insensibilidad cultural manifestada en la novela la hace inapropiada para la currícula de décimo grado.

A ver, de nuevo, que se denomine a los nativos como “salvajes” en reiteradas ocasiones a lo largo del texto es una muestra de la visión que plantea Huxley del futuro, nada más que eso. Pero basta con la discriminación, lo peor de todo es que, envalentonada por la victoria obtenida, Sarah Sense-Wilson (así se llama la madre) va por más y anunció por radio que pretende conseguir que se quite el libro de todas las escuelas y bibliotecas públicas del Estado. De acuerdo a la mujer, el libro carece de todo valor literario y, además, asegura:

A la mayoría de los chicos con los que hablé el libro no les gustó, así que ni siquiera creo que la novela tenga lectores en las bibliotecas.

es hasta comico el ver este suceso, vamos a mi no me gusto el principito mucho,¿ porque no mando la queja al secretario de educacion y que haya una quema general?

Anuncios

Publicado el enero 30, 2011 en geekultura. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: